LA AVENTURA HUMANA APENAS ESTÁ EMPEZANDO

UN TRIBUTO A JERRY GOLDSMITH

Goldsmith aprendió a tocar el piano la edad de seis años. A los catorce, estudió composición, teoría y contrapunto con los maestros Jakob Gimpel y Mario Castelnuovo Tedesco. Goldsmith ingresó en laUniversidad del Sur de California, con el maestro ;Miklós Rózsa, quien escribió la partitura de la película Recuerda de 1945.. Goldsmith se interesó en escribir música para el cine al ser inspirado por la música compuesta por el mismo Rózsa.

Su música no se queda estancada en ningún estilo, sino que se adapta a las exigencias de la película, yendo desde el jazz hasta las grandes obras sinfónicas, pasando por música folk, étnica e incluso por el sintetizador. Aun así, se podría definir su música como enérgica, pues es especialmente brillante en lo rítmico, sin por ello desdeñar la melodía. Es un defensor de utilizar la música solamente cuando sea estrictamente necesario, por lo que en numerosas ocasiones ha acusado al cine reciente de tener demasiada música. Y pone como ejemplo su propia partitura para Patton, en la cual solamente hay media hora de música, pese a tratarse de una cinta que supera las dos horas de metraje.

Ha tocado todos los géneros a lo largo de su carrera, aunque es en el cine fantástico donde ha logrado sus éxitos más populares: El Planeta de los Simios, varias partes de la saga Star Trek, La trilogía de La Profecçia, La Fuga de Logan, Atmósfera Cero, Alien el 8º Pasajero, Desafio Total, por citar algunos títulos. Por su cualidad rítmica, también ha destacado en el género del thriller de acción. Sin embargo, siempre ha declarado preferir las películas pequeñas y de personajes, por lo que durante mucho tiempo declaró que La Isla del Adiós era su trabajo favorito.

Sus comienzos fueron series de televisión como La cuarta dimensión, Los Waltons, Perry Mason, El agente de CIPOL y Perdidos en el espacio, que le dieron a conocer. Posteriormente, a pesar de convertirse en un músico muy solicitado por Hollywood, siguió manteniendo contactos con la pequeña pantalla a través de miniseries como QB VIIy, sobre todo, Masada, la cual se convirtió en una de sus partituras más conocidas. Uno de sus últimos trabajos para la pequeña pantalla fue la sintonía para la serie Star Trek: Voyager.

Solamente ha conseguido un  Oscar, por La Profecía (1976)), de las 17 nominaciones que ha obtenido. A pesar de ello, ha sido durante los años 1980 y 1990 uno de los músicos con mayor número de seguidores, quizá sólo superado por John Williams.

Durante los últimos años de su vida, compaginó la composición con la enseñanza, impartiendo cursos de composición para cine a jóvenes músicos de la Universidad del Sur de California (UCLA). Entre sus discípulos ha estado Marco Beltrami  compositor que empieza a hacerse un nombre en el panorama de Hollywood a partir de los años 1990.

Fuera del mundo cinematográfico, ha compuesto obras como Music for orchestra, caracterizada por su estilo atonal; el oratorio Christus Apollo, con texto del escritor Ray Bradbury, el ballet A patch of blue, basado en su propia partitura para la película homónima (Un retazo de azul) de 1965, y Fireworks, encargo que la Orquesta sinfónica de Los Ángeles le hizo en 2002 para celebrar su aniversario y acompañar un espectáculo de fuegos artificiales.  

En lo que se refiere a premios, estuvo nominada al Globo de Oro, que perdió frente Apocalypse Now, un lucimiento más de los conocimientos sobre música de la Asociación de la Prensa Extranjera. Desafortunadamente también perdió el Oscar aquel año en favor del fenómeno melódico Un pequeño romance,  una bonita composición de George Delerue, un pintoresco homenaje a Vivaldi. Ese año, además, Goldsmith había presentado a la Academia sin éxito Alien, otra de sus soberbias e inolvidable bandas sonoras. Los años setenta fueron indudablemente un revulsivo para un género que encontró en la búsqueda de otros mundos un filón narrativo y dramático sin parangón en el cine. Este insólito fenómeno de masas y de culto, comandado por las dos franquicias más galácticas del cine, Star Wars y Star Trek, tuvieron un impacto no sólo en el cine, sino también, y con mucha más fuerza, en el espectro de la música de cine. No es casualidad que probablemente los dos mejores compositores del cine, Jerry Goldsmith y John Williams, hayan conseguido sus mejores trabajos en el campo de la ciencia ficción. Mientras otros grandes músicos como John Barry, Maurice Jarre o Henry Mancini se encargaban del drama, el musical y la comedia, Williams, más en el blockbuster,y Goldsmith, en el culto del género, revolucionaban los pentagramas de la ciencia ficción.

Aunque durante los últimos años de su vida sus trabajos resultaban más que decepcionantes, Jerry Goldsmith  fue el rey de la música cinematográfica durante más de dos décadas. Los años 60 y 70 fueron para Goldsmith su mejor época musical, creando una sucesión de partituras ejemplares que rompieron los moldes establecidos y sentaron nuevas bases para el futuro de la música de cine. Siguiendo los pasos de su mentor musical, el gran Alex North, a cuya memoria tanto ha contribuido regrabando muchas de sus mejores partituras, Goldsmith supo dar la música que requería el Hollywood efervescente y renovador que surgió con el ocaso de los grandes estudios, a principios de los 60. Un estilo contemporáneo, no exento de gran lirismo y hermosísimas melodías, pero caracterizado sobre todo por unas orquestaciones innovadoras, y unos ritmos potentes y modernos, más cercanos a movimientos musicales de vanguardia como el dodecafonismo o el serialismo que a los pioneros post-románticos del cine como Max Steiner o Alfred Newman

Jerry Goldsmith fue un referente del género de ciencia-ficción. Su contribución al imaginario musical del cine es abrumador. Sus obras maestras pertenecientes a la ciencia ficción son incontables: El planeta de los simios (1967), Alien, el octavo pasajero (1979), Poltergeist, fenómenos extraños (1982) o Legend (1985), por nombrar algunas de ellas.

Se casó en dos ocasiones y tuvo cuatro hijos, uno de los cuales, Joel Goldsmith, también se ha dedicado a la composición cinematográfica.

Falleció en Los Ángeles a la edad de 75 años. 

Anuncios

2 comentarios

  1. velia

    Un compositor con una carrera impresionante.No la conocia pero dodos los dias se aprende algo.Volvere a escuchar la musica me gust o mejor me la voy a poner en favoritos y la tengo mas a mano.Soy y sere una tonta romantica aunque andie me siga.Un beso.

    18 mayo, 2010 en 21:46

    • A mi me encanta es una pieza de compisición unica, una obra maestra, considerada despues de muchos años como por los críticos musicales como la culminación de dicho autor.

      A mi también me relaja mucho es impresionante escucharla con los ojos cerradosl

      Con saludos musicales.

      Silver

      18 mayo, 2010 en 21:54

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s