LA AVENTURA HUMANA APENAS ESTÁ EMPEZANDO

Archivo para 31 marzo, 2011

STAR TREK:POLITICA ESPACIAL

stpoliticalmaped3

Ningún programa de televisión ha tenido tanto éxito entre su fans como Star Trek.  A cada nueva emisión ganaba nuevos incondicionales de todas las edades, incluso adultos que quizás lo evitasen originalmente por considerarlo un programa quizás infantil.

Entonces ¿Cuál es el extraordinario atractivo que tuvo Star Trek?  ¿Por qué ha conseguido atraer una audiencia masiva y fiel,  mientras que otras series del mismo género como Perdidos en el Espacio o Espacio 1999, fueron incapaces?  Quizás porque Perdidos en el Espacio era un programa para niños con su temática de familia Robinson, mientras Espacio 1999 perdía su atractivo en su intento de autenticidad.

Star Trek combinaba la genuina fascinación y miedo de  2001 Una Odisea del Espacio, con una llamada a nuestra curiosidad científica, nuestras esperanzas más optimistas, mezclando temas de los más grandes escritores de ciencia-ficción:  Isaac Asimov, Arthur C. Clarke, J. G. Ballard, A.E. Van Voght, y Ursula K. LeGuin,    e incluso utilizando los talentos de Robert Bloch, Theodore Sturgeon y Richard Matheson para sus episodios más emocionantes. De todos modos en Star Trek, las puestas en escena se  resolvían en la mejor tradición de la ciencia-ficción, o sea lo Flash Gordon (serial), asegurándose la audiencia más variopinta posible. Además, los valores de producción siempre han sido altos, las situaciones serias o no tanto, coloristas y bien escritas, y las interpretaciones generalmente de alto nivel.

Star Trek es un monumento al optimismo liberal de los años 60, imaginándose un mundo libre de guerras y necesidad, en el que ciencia y tecnología son utilizadas para satisfacer los deseos humanos, y en el que los conflictos nacionales, religiosos o raciales han sido superados.  Habiéndose alcanzado este nivel de civilización los humanos tienen la oportunidad de convertirse en miembros de la Federación Unida de Planetas.  Una asociación de planetas lo suficientemente civilizados como para haber eliminado la irracionalidad, la pobreza y el odio.

Por muy deseable que sea una sociedad así, le faltaría el tipo de conflictos necesarios habituales, así que los humanos,  junto con las otras razas de la Federación, buscan nuevas fronteras en el espacio….Este es el mundo de STAR TREK.

star_trek_original_series_freecomputerdesktopwallpaper_p

Nunca se explicó como “maduró” la Tierra, aunque se hacen referencias a un conflicto nuclear que finalmente convenció a la humanidad que había que aprender a convivir en paz.  No hay más guerras frías, no más imperialismos, pero que si que existe más de un indicio que  el tipo de vida americano, el “American Way Life”, ha prevalecido.  En varios episodios se menciona que en la Tierra, todos son iguales, y que ya no son necesarios poderosos líderes.

La lucha ideológica de la Federación es mantenida contra el agresivo y autoritario Imperio Klingon.  Así,  los irracionales guerreros Klingon son los fascistas de la galaxia, los ultrarracionales Vulcanos, con su objetividad científica, desprecio de la propiedad privada y falta de emotividad, parecen ser los comunistas, neutralizados en interés de la distensión, pero tan diferentes a los humanos.  De hecho,  aunque nunca vemos la utopía en que se ha convertido la Tierra, esta es reflejada en cierto grado en la nave Enterprise. El Capitán Kirk es amable e igualitario, excepto en los momentos de crisis en que toma el mando; el segundo oficial es un alienígena; el cuarto oficial es una mujer de color.  Una paz multirracial y étnica.

starfleet-logo

La batalla o conflictos están fuera de la Tierra y de la Federación, y los Klingon son retratados, frecuentemente, como los  nazis de  las películas, bastante ridículos y muy vulnerables al superior raciocinio de los humanos. El mal también está representado por el subdesarrollo: planetas aún controlados por la superstición y por élites autoritarias, donde decadentes intelectuales viven en un maravilloso mundo, mientras los trabajadores (mutantes deshumanizados) trabajan en el mundo inferior.  Aunque también se encuentra en este imaginario de Star Trek,  alguna variación de fascistas alemanes, emperadores romanos o gangsters de Chicago dominando y aterrorizando poblaciones esclavizadas.

En estos casos, los héroes del Enterprise no fuerzan el cambio a través de la colonización, sino que sencillamente ponen el peso de sus tecnologías en el lado de los líderes de la oposición, acabando con la tiranía.   Una vez que el planeta está en manos de las fuerzas de liberación, nuestros héroes vuelven al Enterprise, habiendo servido sólo como “consejeros”.

Star Trek tuvo un momento álgido antes de que el impacto del movimiento feminista se sintiera, lo que explica que no existan   personajes femeninos muy relevantes.  Para su tiempo, la serie era sorprendente.  Había mujeres inteligentes, valga la expresión, usualmente científicas o líderes extraterrestres que no eran tratadas burlonamente.  Pero hasta Star Trek pecaba de estereotipos sexuales.  Por muchas ideológicas, parece ser que en la liberada Tierra, la familia y el matrimonio habían permanecido intactos.

En los tumultuosos años 60, Star Trek, con su repudio de la ideología de la Guerra Fría, su exposición de la teoría de la evolución, su antirracismo, y su flirteo con las ideas socialistas, era lo más parecido a un programa progresista que se podía ver por entonces en la televisión. Si se dejaba básicamente los ideales de Dios, familia y liderazgo sin cuestionar, ofrecía al menos la visión de un mundo igualitario y humanista y lo hacía con gracia, clase, estilo e imaginación.

La fantasía escapista siempre se ha expresado, a su manera, de modo utópico, y mucha ciencia-ficción se ha hecho realidad, para mejor o peor.

Star Trek expresó las aspiraciones de un liberalismo de cambio pacífico dentro de un sistema de la época, y donde siempre habría más mundos que explorar.

bigtmp_135serie

Anuncios