LA AVENTURA HUMANA APENAS ESTÁ EMPEZANDO

STAR TREK:AMOK TIME

spock_6  el tiempo de Amok

La época de Amok” es el primer episodio de la segunda temporada Star Trek La Serie Original. Es el episodio número 30 en ser transmitido y el número 34 en ser producido, fue transmitido por primera vez el 15 de septiembre de 1967. Fue repetido el 26 de abril de 1968.  Este fue el primer episodio en donde apareció el miembro del elenco regular Walter Koenig, como Pavel Chekov, y también el primero en listar a DeForest Kelley como Dr. McCoy en los créditos de apertura. También este fue el primer episodio de televisión de la segunda temporada, y el primero en ser transmitido en el horario de las 20:30 horas de los días viernes. Fue escrito por el autor de ciencia-ficción Theodore Sturgeon, anotado por Gerald Fried y dirigido por Joseph Pevney.

Resumen del Episodio: Se muestra al Sr. Spock regresando a su mundo natal para un brutal ritual de matrimonio Vulcano. Es el único episodio de La Serie Original en mostrar escenas del planeta Vulcano.

Hasta que se realizó este episodio, el personaje de Spock había ido adquiriendo personalidad propia, si bien se iba conociendo a cuentagotas sus orígenes, la cultura de su planeta natal, su peculiar fisiología, etc. Todo ello despertaba gran curiosidad entre los fans, y la productora decidió rodar un capitulo en el que aparecieran el planeta Vulcano y sus habitantes.

El resultado fue el que, sin duda, es uno de los episodios más populares de toda la serie. “Amok Time”. El mismo reúne todos los ingredientes necesarios para ser un éxito, tanto entre los incondicionales de Star Trek como entre los amantes de la ciencia ficción en general.

El guión fue encargado a Theodore Sturgeon, uno de los grandes maestros de la ciencia ficción y uno de esos nombres míticos, junto a Isaac Asimov, Arthur C. Clarke, Harlan Ellison o Ray Bradbury. Este  autor se involucró de tal manera en el proyecto que creó un guión casi perfecto, lleno de situaciones límite y con el equilibrio justo entre la fantasía, la solemnidad y los sentimientos. Incluso participó activamente en el rodaje, hasta el punto de que sugirió como debía ser el vestuario de los vulcanos y la tela con la que debían confeccionarse los trajes.

amoktime

En este episodio, podemos ver el pequeño mundo privado de  Spock. Su cabina, como la de todos los oficiales, está dividida en dos partes separadas por un tabique metálico sin cerrar; la parte exterior es la zona de trabajo o estudio, con una mesa donde está el terminal del ordenador y un mueble donde cada uno pone sus objetos personales. Spock, tiene allí colocado su ajedrez tridimensional, además de un par de estatuillas de aspecto étnico.

Pero lo más interesante es la parte interior, el dormitorio; hasta ese momento, lo que habíamos visto en las cabinas de los demás oficiales era un espacio algo impersonal, con una cama y una mesilla. El dormitorio de Spock tiene un aspecto diferente. Esta iluminado por una luz roja que le da un aspecto cálido, la cama tiene un cobertor negro con un ribete dorado, lujoso y solemne, la pared del fondo está cubierta por un cortinaje rojo, de aspecto pesado, como de terciopelo, sobre el cual cuelgan varias y extrañas armas, quizás antiguas, o ceremoniales; y preside todo el conjunto un ídolo que sostiene un pebetero en el que arde alguna sustancia que desprende humo.

En segundo lugar, la conversación entre Kirk y Spock es una especie de toma y data, como una complicidad entre dos personas que se conocen muy bien y que, hasta aquel momento, habían dado por supuestas una serie de cosas que, de pronto, han dejado de tener valor.

Esto deja tan asombrado a Kirk como al espectador. Todas las teorías sobre la lógica vulcana, sobre el control de las emociones, se vienen abajo ante la evidencia de que, a la hora de la verdad, también ellos están sometidos a la tiranía del sexo, y además de una manera bastante más salvaje que los humanos. Pero el Capitán reacciona enseguida de la única manera que podía esperarse: intenta conseguir el permiso para dirigirse a Vulcano antes de cumplir con su misión diplomática. Como no lo consigue, actúa como en el es habitual, tira por la calle de en medio y, sin encomendarse a nadie, hace que la nave se dirija de inmediato al planeta de Spock, saltándose a la torera el reglamento y todo lo que haga falta.

Y llegamos, por fin, al momento culminante de la acción. La ceremonia en cuestión es una especie de celebración matrimonial, ya que la tradición vulcana hace que las parejas se comprometan cuando son niños por decisión de sus familias. El acto se celebra en un templo situado en tierras de la familia de Spock (su aspecto nos recuerda los círculos de piedras de las islas Británicas, como Stonehenge, pero de tamaño mucho más modesto). El rito es oficiado por T’Pau, una respetada anciana de Vulcano, influyente persona que puede permitirse el lujo de rechazar un asiento en el consejo de la Federación.

La actitud de cada uno de los personajes ante los hechos que se suceden es importante en este capítulo.

Para empezar, aquí  Spock no es Spock, sino alguien muy distinto a quien no conocíamos en absoluto, un ser que sufre y trata de esconder sus verdaderas limitaciones de las miradas de quienes lo rodean. Por primera vez sus emociones escapan al control que normalmente ejerce sobre ellas y le arrancan su trabajada costra de lógica, que lo protege de las debilidades humanas. Y no podemos evitar sentir simpatía por él.

Vemos también a ese Capitán Kirk impulsivo, capaz de todo con tal de defender a su nave y a su tripulación y que no duda ni por un momento en sacrificar todo, incluso su carrera, con tal de salvar la vida de su amigo. En el fondo, esa es la grandeza del personaje; forma parte de una organización de talante militar, pero en cualquier momento es el primero que se salta a la torera las ordenanzas y toma las iniciativas mas inverosímiles cuando lo cree necesario para el beneficio de los suyos. El ama con pasión a su nave, pero ni tan solo la posibilidad de perderla lo detiene cuando se trata de salvar algo o alguien aún más importante: la vida de su mejor amigo. Esta será una de las constantes de la serie.

También McCoy muestra aquí su compleja personalidad, aunque en este caso, en el fondo, todos conocemos su inmensa valía como ser humano. Bajo su aspecto cascarrabias se esconde una persona profundamente sensible ante el sufrimiento de los demás; en el fondo, como él dice, no es más que el bonachón medico de pueblo que conoce los problemas de todos y cada uno de sus pacientes. El es el primero que se da cuenta de que Spock está raro, de que algo le ocurre; es el primero que intenta hacérselo ver a Kirk.

Respecto al resto de la tripulación, una sola palabra basta para definir sus reacciones: complicidad.

star-trek-amok-time-spock-strangles-kirk

Este episodio fue rodado en estudio e interiores, y se nota sobre todo en el supuesto exterior vulcano; aunque eso sí, tanto la iluminación como el decorado resultan muy logrados. Hay que hacer mención especial de la banda sonora creada por Gerald Fried, un compositor bastante famoso en el mundo del cine.

Este capitulo contiene algunos de los fallos más sonados de toda la serie. Todo el montaje de la escena de la boda esta desincronizado; el sequito entra por lo menos dos veces seguidas por la puerta; cuando T’Pring se dirige hacia Spock para reclamar el combate, primero la vemos avanzar en el plano general, luego la vemos otra vez atrás, junto a T’Pau en el primer plano correspondiente, y después avanza de nuevo en otro plano general. Pero la pifia más sonada es, sin duda, la que se produce en el plano general en el que Kirk y McCoy hablan con T’Pau; se supone que Spock se encuentra al fondo de la escena en plena fiebre, con las manos juntas y meditando, pero en realidad lo que podemos ver es a Leonard Nimoy apoyado tranquilamente en la pared, con las manos detrás de la espalda y contemplando la escena. El pobre hombre no se había dado cuenta de que al filmar le cogían en pleno encuadre.

Parte de este artículo está basado y extraido en parte de textos del libro Star Trek La Aventura Continua, de la Editorial Alberto Santos.

TOSART__Amok_Time_by_moiramurphy

Anuncios

4 comentarios

  1. scotty

    buenas noches capitan ante todo acepat mis disculpas por el comentario que he hecho anteriormente en el muro.aduciendo que no me acordaba del episodio pero viendo tu informe de mision en este bloc ahora si que me acuerdo del episodio que es junto con el de los tribbels de los mas populares y tambien importantes.curioso que ls productores no icieran mas episodios relacionados con el planeta natal del personaje mas importante junto con kirk de la serie.\\//.

    16 marzo, 2011 en 21:59

    • Número Uno no tengo que aceptar ninguna disculpa, jejeje,…..y si que es una lástima que no se hicieran mas episodios sobre el planeta de Spock, ya que hasta Star Trek La Pélicula (1979), ya no se volvió a tocar el tema.

      Un saludo vulcano \\//

      Silver

      17 marzo, 2011 en 19:07

  2. Julian Martínez Gomis

    Se te ha olvidado que es la primera aparición de otras dos cosas:

    El más que obvio, interés de Chalmers por Spock y, la sopa Plomeek,. que tanto ríos de tinta han echo correr acerca de su composición,…

    Muchas gracias por darnos otra pequeña tacita de conocimiento

    17 marzo, 2011 en 18:15

    • Gracias Julian por tus dos interesantes aportaciones, que aunque no se me olvidaron, quizás las omití por la extensión del texto.
      Gracias a ti por entrar en el blog, comentar y hacer de este un lugar de encuentro de fans de Star Trek, y de referencia.

      Un saludo vulcano,
      Silver

      17 marzo, 2011 en 19:05

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s