LA AVENTURA HUMANA APENAS ESTÁ EMPEZANDO

STAR TREK TNG:EL MISTERIO SE LLAMA GUINAN de Aralba

419788_427571177284171_1863151170_n

El Bar

– No es extraño, Riker, todo el mundo sueña de un modo u otro.

– De acuerdo, Guinan; perro esto fue, te lo aseguro, demasiado real.

– Con Q es todo posible –intervino la consejero Troi -, pudo hacer que olvidásemos todo lo sucedido.

– No tiene sentido ¿Porqué permitiría, entonces, que yo recordara todo? Tengo un uniforme extra en mi armario y no pertenece a ningún tripulante de la Enterprise. El Ordenador no tiene constancia, igualmente, de que se hayan utilizado los replicadores.

– Algunas veces el Continuo suele actuar de un modo un tanto extraño –apuntó Guinan.

19659926_1ffff

Diario del Capitán:

Nos encontramos de camino hacia la extraña formación estelar conocida como Aldebarán VI, producto de la explosión de Super Nova nº x-258. Su estudio es un trabajo científico que desarrollarán los oficiales e ingenieros especializados de la Enterprise. Me preocupa seriamente la situación emocional del Número Uno, pues cree recordar acontecimientos sucedidos, supuestamente, en el interior de la Nave como consecuencia de la intervención de la Entidad Q. Ningún otro oficial o tripulante tiene noción de que haya sucedido dicho evento; pero mi primer oficial insiste en que no se trata de un sueño.

ststea13bis

En los aposentos del Capitán

-¿Cómo se encuentra Comandante?

– Señor, mi conversación con la Consejero Troi y con Guinan, sólo me han afirmado más sobre la autenticidad de mis recuerdos.

– Riker, quizá debería tomarse unos días de descanso o por lo menos liberarse de las tensiones en la sala de hologramas.

– Sabe usted, Capitán, que no soy demasiado aficionado a la Realidad Virtual, aunque me hace gracia. Además, soy de los que creen que los problemas hay que afrontarlos valientemente en el momento más cercano en que se producen. No obstante, muchas gracias por la sugerencia, Señor.

– Insisto Riker. No es una Orden; pero debería relajarse, dar un paseo al aire libre en los invernaderos, continuar su terapia con la Consejero o simplemente tomarse unas copas con Guinan. A lo mejor, hasta sería capaz de desenmarañar el espeso misterio que recubre a La Elauriana. Tómeselo como un reto personal Número Uno.

– Es una idea curiosa, Capitán, conocemos tan poco de la vida de Guinan.

Star_Trek__Guinan_by_Loleia

Sala de Máquinas

– Señor La Forge, ¿Qué tal van los estudios preliminares de Aldebarán VI?

– Todo estará debidamente preparado cuando lleguemos. El comandante Data sigue siendo tan eficiente como siempre… Quizá más. LA Pre-Curvatura espacio-temporal, en las cercanías del objeto que estamos estudiando mantiene unos parámetros y constantes previsibles según los cálculos Plank-Einstein-Hawking.

– Está bien La Forge, continúen con su trabajo y les deseo mucha suerte.

El Comandante Riker había quedado satisfecho con las explicaciones del Jefe de Reactores aunque no entendiera toda la exposición. Algunas veces los científicos utilizan un lenguaje en exceso esotérico, pensó.

– Gracias Señor – replicó La Forge; pero el Comandante no le escuchó ya que iba embebido en sus propios pensamientos.

– Will, a ti te buscaba yo.

– ¿Cómo usted en la Sala de Máquinas, Guinan?

– Lo siento Will, ¿necesito algún permiso especial?

– De sobra sabe usted que no, era sólo curiosidad; pues me extraña encontrarla por aquí, eso es todo.

– Me quita un peso de encima, Riker. El Capitán me orientó sobre donde podía encontrarle. También me dijo que le mandó que descansara; pero también estaba convencido de que no le haría ni puñetero caso. No se preocupe Will, el Capitán sabe que le diría éstas cosas en cuanto le viera. No  quiero parecer una vulgar cotilla.

– Veo que quiere que hablemos ¿No es cierto Guinan?

– ¿A ti qué te parece, Comandante?

tumblr_mesyk1QzQ71qarp0zo1_500

Aposentos del Primer Oficial

– Vamos a ver, Riker ¿Por qué todo el Mundo quiere desentrañar mis secretos, mi vida, mi historia?

– No se ofenda Guinan, está en su derecho de ser reservada; pero es todo un misterio para nosotros.

– Tutéame, por favor, Will. En este momento no te encuentras de servicio y yo no soy más que una Civil en una Nave de la Federación de Planetas Unidos.

– La Nave Insignia de la Flota Estelar. Una Nave de exploración preparada para la Guerra. Si Guinan, pero seamos sinceros.

– Bien, Comandante, ¿Cuándo aceptarás el Mando de tu propia Nave?

– ¿Por qué cambia de conversación?, sólo podría ser Capitán de la Enterprise; pero como usted comprenderá no voy a matar al Capitán Picard para conseguirlo –rieron.

– Bien, Riker, tu sabes que los Elaurianos solemos hablar poco. No nos gusta sacar a relucir nuestras penas. Nos limitamos a escuchar y aconsejar si se nos permite. Somos casi como los dinosaurios: Una raza prácticamente extinguida.

– ¡Uno más de los genocidios de los Borg! –afirmó Riker.

– Los Borg, amigo mío, sólo fueron el instrumento. La desaparición de nuestra raza es sólo una cuestión de tiempo.

– De mis conversaciones con usted, Guinan, he sacado algunas conclusiones y que me gustarían que fueran corroboradas por usted, por ti – rectificó -, si no estuviera equivocado, claro. Su raza, en algún momento fue protectora de la Raza Humana. Ya sabe, ha conocido a Napoleón a Einstein qué sé yo…

– Es cierto que los Elaurianos somos una Raza muy antigua y que nuestra vida es muy superior, en duración, incluso a la de los vulcanos; pero no existe veracidad en su afirmación. Veras, nosotros, como cualquier raza humanoide o inteligente, siempre nos hemos movido por la curiosidad. Es cierto que conviví con figuras históricas de su pasado; pero también con muchos otros que nunca se hicieron famosos. Nuestro afán consistía en un mero estudio y, siempre que era posible, intentábamos no interferir en sus asuntos.

– ¿Algo como la Directriz Principal de la Federación de no-intervención en otras culturas?

– Sí, Riker, eso es.

– ¿Por qué Q no posee ningún poder sobre ustedes, Guinan? Yo he visto cómo….

– Chiss… No pronuncie ese Nombre. La Entidad podría aparecer en cualquier momento. Quizá ya nos esté escuchando. Bueno, que se joda, no importa.

– Unos gestos, eso es, la vi defenderse poniendo las manos así… ¿Cómo era?

– Sus antepasados Hindúes lo conocían como Mudras. Una simple coletilla para reafirmar la propia voluntad psicológica. La Entidad no posee poder sobre los seres Conscientes.

– ¿Qué quiere decir con conscientes? Porque yo sé que estoy aquí escuchándola. No sé…

– Ese diablejo actúa sobre ustedes con el poder de la ilusión. Creo que está escuchando.

– ¿Cómo lo sabe?, yo no veo ni siento nada. Además Guinan, no puede llamar ilusión a efectos y consecuencias reales. Por culpa de Q ha habido muertes sin ningún tipo de sentido. Destrozos absurdos. Nada de eso considero que pueda llamarse ilusión. Todo ha sido demasiado real.

– Vosotros tenéis el Poder. La ignorancia de ustedes ha convertido en realidad los ilusorios juegos del Ente.

– Pero parece que a usted no afecta, Guinan.

– Yo hubiese muerto con el resto de la tripulación, cuando Q provocó el primer encuentro de ustedes con los Borg.

La Elauriana había sonreído cuando comprobó la facilidad que tenía Riker para pasar del tú al usted de un modo absolutamente aleatorio.

– Nosotros los Elaurianos sabemos lo que es. Les conocemos y ese conocimiento nos protege. Ellos se encuentran desarmados ante la sabiduría de la Vejez material. El continuo no es el lugar de morada de Q. Él les engaña, el Continuo pertenece a otro lugar…, no sé otra dimensión. Algo diferente y lo cierto es que los habitantes del Continuo jamás actúan sobre el Universo y su Materia.

– Los Elaurianos –continuó su exposición la camarera del Enterprise -, nos encontramos en un proceso de desintegración molecular en el ámbito de la materia y reintegración en un Mundo desconocido de Energía Pura. Nosotros, en ese proceso, descubrimos el pozo sin fondo que supone el Nexus. Entonces, la Entidad que conocéis como Q envió sobre nuestro Pueblo a ingentes hordas de Borg.

– Es posible que el Continuo tuviera miedo de Ustedes.

– No el Continuo, Riker, los auténticos habitantes del Nexus, el Falso Continuum. El Continuo no quería que diésemos un paso hacia atrás en la consecución de nuestra meta o destino. Su Capitán sabe muy bien que la Super Cuerda de Energía no es más que una cicatriz en el espacio-tiempo que recrea ilusoriamente el Mundo Original de donde procede todo. El Nexus es un punto de encuentro entre el Mundo de la Materia y la Realidad permanente del Continuo.

– ¿Algo similar a nuestras salas holográficas?

– Podría ser bueno el símil, Will, pero confunde más que ayuda. El Nexus existe, es algo absolutamente real; pero al mismo tiempo engañoso e ilusorio. Existe y no existe. Las dos cosas a la vez.

– ¿Un reflejo de algo, quizá?

– Una deducción bien meditada, Sir Comandant.

– ¿Otra vez usted! –exclamó la Elauriana, mientras utilizaba su mudra defensivo.

-¡Q!, ¿es que no podemos mantener una charla sin que nos interrumpa continuamente? –pidió explicaciones el Comandante a la Entidad que acababa de materializarse ante sus ojos.

– Q, para acá. Q, para allá. No dejan de nombrarme y luego se lamentan. Sigo sin entender porqué criaturas tan imperfectas intentan evitar mi presencia y sin embargo me tienen siempre en su boca. Q siempre ayuda. Sólo pretendo ayudar.

eaves-e

– Menuda ayuda –interrumpió Riker -, usted nos achuchó a los Borg. Ha destrozado civilizaciones enteras. Es usted responsable directo de la desaparición de la Raza Elauriana. ¿Necesita algo más convincente? Y luego nos quería juzgar por crímenes de la humanidad contra la humanidad.

– Vosotros Riker, no conocéis, no sabéis, no tenéis ni idea.

– Q tiene razón Comandante –apuntó la Elauriana.

– ¿Entonces?, ¿no te estarás poniendo de su parte?

– Nuestro Pueblo, cuando entró en contacto con el Nexus, dio un paso terrible hacia atrás en la Evolución. Q nos arrancó del Nexus, nos echó.

– El Nexus –continuó  Q-, es el Origen y nadie puede volver su mirada hacia el origen salvo que quiera verse cristalizado. Hay que mirar hacia delante y caminar hasta conseguir, en un proceso gradual, la Inmortalidad perdida. Sólo entonces podréis regresar al Continuo con nosotros.

– No sea cínico –reprochó el Primer Oficial -, la destrucción y la masacre jamás podrán conducir hacia la inmortalidad.

– ¡Qué poco conocimiento tenéis los humanos, tanta tecnología y luego nada! A la Raza Elauriana sólo le faltaba un paso que dar, hacia delante, para conseguir su reintegración en el Continuo. En comparación, vosotros os encontráis a años luz. El contacto con el Nexus sólo podía retrasar inexorablemente la culminación de su destino y que es el destino final de toda Inteligencia que navega por las oscuras aguas de la Ilusión y la Materia. Su desaparición supuso ese paso, una transición, una mutación, una metamorfosis hacia su auténtico Estado original. Ellos no podían volver hacia atrás no podía consentirlo.

– Eso es cierto – confirmó la Elauriana las crueles palabras de la Entidad -, pero fue tan cruel. Nada puede servir de excusa para consentir tan tremenda masacre.

– Dais demasiada importancia a la Vida Material, cuando es la Energía Pura la que mueve vuestros Cuerpos Materiales. Esa Energía es el Contenido que soporta el germen de la Inteligencia. El contenido debe sobrevivir al Continente, el Cuerpo corrupto que la envuelve y la aprisiona.

– Y ¿Qué me dices de ti? –increpó amargamente la Elauriana -, ¿Por qué no dejas ya de joder a los humanos, a los humanoides, a todos?

Riker quedó estupefacto ante la violenta reacción de Guinan.

– ¿Guinan? –exclamó Riker intentando que su amiga volviera en sí.

– Riker, Q no lo dice todo. Todo lo dices a medias ¿verdad? –miró señalando al Ente -. Lo cierto es que los de su especie están más atrasados que nosotros y que vosotros los humanos –la cara de asombro de Riker no inmutó a Guinan que prosiguió con su denuncia -, nosotros somos sus larvas, pero ellos son las mariposas que deben morir para dejarnos espacio a nosotros. Algunos de los Q que quedaron atrapados en el Cicatriz del Big Bang, el Nexus no es otra cosa, se negaron a integrarse en la Materia recién constituida y permanecieron como…

– Vigilantes de la Evolución, Guinan –interrumpió Q.

– De eso hace ya mucho tiempo –increpó la Elauriana -, en realidad, vosotros ya no sois necesarios. Hace muchísimo que deberíais de haberos disuelto para formar parte de la geometría espacio-temporal del Universo. Vuestra actitud sólo está impidiendo que la ilusión de la materia se desvanezca de una vez por todas. En lo relacionado con mi Pueblo, Q tiene razón. No me queda más remedio que aceptarlo.

Q empezó a llorar desconsoladamente ante los atónitos ojos de sus interlocutores.

– Vengo para regalar la Vida a una máquina, un buen amigo que estuvo a punto de desaparecer por ayudarme y vosotros me bombardeáis sin corazón. Queréis destruirme. ¿Os creéis ser tan importantes como para que yo os espíe? Para mí es mucho más importante Data que ha sido creado por manos imperfectas, por mentes imperfectas; pero a partir de este instante ya no tendrá nada que envidiaros. Ese ha sido siempre su deseo.

– ¿Qué palabras sin sentido dices?, la Verdad duele ¿Verdad Q? –Guinan continuó ensañándose con el cada vez más débil Q.

Una sensación de pena invadió la mente del Número Uno, la cual era reflejada en su rostro por alguna lágrima sin derramar, lo que le daba un brillo especial a sus ojos.

– Entonces Q –preguntó Riker -, esa superioridad sobre nosotros es tan sólo aparente ¿no es así?

– No sólo eso Riker –contestó Guinan -, los Q que aún se materializan en nuestro Universo se encuentran en un grado evolutivo inferior al de la ameba, inferior al del propio silicio o de cualquier material inorgánico. Todo el Camino de la Experiencia material lo tienen por recorrer.

– Ajá, pero todavía deben dar el primer paso –sentenció Riker.

La Entidad desapareció de los aposentos del Comandante arropado de un quejido lastimero.

– A partir de ahora, Riker, Q no poseerá poder sobre ti.

– ¿Por qué Guinan?

– Porque ahora estás preparado para más grandes logros. Conoces el secreto de Q.

– Ahora todo el Mundo sabrá quién es –afirmó Riker -, y no tendrá poder sobre nadie.

– Eso no es posible Will. Es tu obligación mantener el secreto como así lo hice yo. No podrás intervenir en los deseos de los Q. Ningún Ser Humano u otro puede llegar a conseguir el conocimiento que hoy has adquirido sin realizar un esfuerzo propio.

– ¡Comandante Riker venga al Puente inmediatamente! –sonó por el Comunicador la Voz del Capitán.

Al salir del turbo-ascensor, el espectáculo que le esperaba al Comandante no podía ser más sorprendente. Todos los oficiales del Puente de Mando formaban un corro alrededor de alguien. Riker miró con atención y vio a Data; pero no era el Data de siempre, el androide. Era un Data de carne y hueso.

Una luz iluminó el Alma de Riker Q está ahí porque tiene que estar, el no es malo ni bueno pero si demostró ser agradecido.

19659986_1fg

Diario del Capitán:

Nuestros científicos e ingenieros han recogido toda la información posible del fenómeno conocido como Aldebarán VI. El alto mando de la Flota Estelar nos ha ordenado poner rumbo hacia el cuadrante Beta, para intentar poner orden en la Estación Espacio Profundo Nueve, debido a un grave incidente con los Cardasianos; por otro lado sólo queda apuntar el milagro que se ha producido en el Señor Data, debido a la Entidad Q, según las fuentes de mi Primer Oficial. También quiero hacer constar en este cuaderno de bitácora que voy a proponer al Comandante Riker para Capitán de la U.S.S. Enterprise 1.701-E, ya que me siento cansado y considero que William T. Riker se encuentra más que capacitado para ocupar mi Puesto.

ARALBA

De nuevo gracias Aralba, por tu aportación mediante este relato de La Nueva Generación  a este blog, este es el tercero que se  publica.

Es una Obra debidamente catalogada en El Registro de la Propiedad Intelectual, ruego a todos los lectores del Blog y que tuviesen la intención de publicarlo en sus páginas o distribuirlo por cualesquiera otros medios, que estén autorizados por Aralba, siempre y cuando no haya un trasfondo de conseguir beneficio económico alguno, de forma directa o indirecta.

Por otro lado, también es necesario que indiquen la autoría del trabajo; es decir ARALBA.

Clickeando o pinchando  en los siguientes enlaces podréis leer los dos relatos anteriores de Star Trek La Nueva Generación cuya autoría es también de Aralba, amigo y colaborador del blog y su administrador:

https://lascronicasdestartrek.com/2011/11/07/star-trek-tng-el-hermano-mayor-de-antonio-ruiz-aralba/

https://lascronicasdestartrek.com/2012/02/23/star-trek-tngsin-corazon-de-aralba/

935629fffrrr

Anuncios

5 comentarios

  1. PISON

    curioso.starfleet

    21 abril, 2013 en 0:07

    • Curioso e interesante, y sobre todo sigue vivo el universo de Star Trek, que permite relatos tan buenos como este.

      Un saludo vulcano Pison.

      Capitán Silverspock

      22 abril, 2013 en 13:24

  2. Jesus

    Estupendo relato y felicitaciones para Aralba……….
    ….. Silver a ver si pones más relatos de Aralba más amenudo 😀 ….son muy buenos……….

    \\//, 🙂

    22 abril, 2013 en 18:39

    • Jesus, si que son muy buenos relatos, de hecho ya se han publicado con este tres, los dos anteriores están los enlaces al final del artículo del blog.

      Sólo queda un cuarto por publicar, que en cuanto pueda ser publicado así lo será.

      Un saludo vulcano, \\//

      Capitán Silverspock

      22 abril, 2013 en 18:46

  3. Pingback: STAR TREK:GALAXIES CROSSOVER de ARALBA | LAS CRÓNICAS DE STAR TREK (THE CHRONICLES OF STAR TREK)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s